5 reglas para optimizar una web

El hecho de tener una página web, contar con perfiles en redes sociales o realizar labores aisladas de posicionamiento no son acciones suficientes para que la presencia en internet nos reporte clientes u oportunidades de negocio. Es importante tener claro este aspecto y asumir que una buena estrategia de marketing online engloba muchos aspectos independientes pero relacionados entre sí, que deben ser planificados y estructurados de manera coordinada.

Sin pretender en ningún caso sentar las bases del éxito en internet, que depende de múltiples factores, en este post ofrecemos algunas recomendaciones básicas para optimizar una web y hacer que nuestras inversiones en la red nos reporten beneficios.

1) Conoce al enemigo: analizar la competencia es el primer paso para diseñar una estrategia online eficaz. Observando las acciones de nuestros competidores directos conoceremos sus fortalezas y debilidades y podremos usarlas en nuestro favor.

2) La importancia de las “keywords”: cualquier estrategia de optimización web comienza por la definición de unas palabras claves o “keywords”. Además de identificar nuestro tipo de negocio, estos términos deben ser elegidos considerando el tipo de búsquedas que pueden realizar nuestros potenciales clientes y teniendo en cuenta las palabras clave que utiliza la competencia directa.

3) Diseño y arquitectura web: tan importante como cuidar el estilo, formato y contenido de cualquier manual corporativo impreso es tener una página web que cuente con un diseño coherente, que permita al usuario disfrutar de una navegación intuitiva y que esté optimizada para buscadores. De manera general, los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de optimizar el diseño de una página web son: sencillez, usabilidad, adaptabilidad (responsive design) y flexibilidad. También es necesario optimizar el contenido de títulos, metatags, atributos alt de imágenes, anchor text de enlaces… y, así, hacer el sitio más amigable a los buscadores.

4) El contenido es el rey: compartir contenido de calidad, debidamente optimizado, es básico para lograr una buena posición en los motores de búsqueda e incrementar el número de visitas hacia un sitio web, pero… ¿qué es contenido de calidad? Es contenido único, relevante, escrito de manera sencilla, sin grandes pretensiones publicitarias y, sobre todo, de utilidad para los clientes.

5) Enlaza y vencerás: la época del boom del linkbuilding o construcción de enlaces ha pasado y, actualmente, hay quien cuestiona la eficacia de este tipo de técnicas SEO. En cualquier caso, la creación de enlaces de calidad, planificada de manera natural, racional y moderada en combinación otras acciones, suele ofrecer buenos resultados a medio plazo.

En definitiva, aunque no existe una fórmula secreta que garantice el éxito inmediato de una estrategia de marketing online, sí podemos actuar en diferentes frentes para incrementar la visibilidad de nuestra página web, captar nuevos clientes y establecer lazos comerciales que nos permitan acceder a nuevas oportunidades de negocio.

Deja un comentario