Crear una estrategia de Marketing: ¿cuáles son los pasos a seguir?

El entorno digital es una carrera en la que los postulados de darwinismo tienen plena vigencia: solo el más fuerte sobrevive. Y para ser fuerte lo primero que se debe tener es una estrategia de marketing digital que garantice la visibilidad y, por ende, el tráfico web. ¿De qué lado quieres estar? ¿Del lado de los débiles o del lado de los fuertes? Sabemos tu respuesta, por eso traemos una guía completa para diseñar una estrategia de marketing online.

Para darle un enfoque didáctico a nuestra exposición vamos a comenzar con la definición de lo que es una campaña de marketing, y después, explicaremos detalladamente los pasos a seguir en el mismo orden en que estos se deben llevar a cabo. Toma nota.

Campaña de marketing, ¿qué es?

La campaña de marketing es un plan sistemático que reúne el conjunto de estrategias a seguir para posicionar una marca o un blog, teniendo como principio fundamental la consonancia con los objetivos establecidos del sitio web o nicho particular. Este plan tiene que contemplar todas aquellas variables internas y externas que intervienen para lograr el posicionamiento en los motores de búsqueda e incrementar la conversión.

 

El elemento básico de toda campaña es la estrategia, es decir, el plan que marca las líneas magistrales que seguirá cada una de las acciones que se vayan a implementar. La estrategia proporciona cohesión interna a cada una de los movimientos que hagamos en el tablero de ajedrez que es el mundo digital, donde los principales factores son la satisfacción de la experiencia de los usuarios y el famoso logaritmo de los buscadores.

Pasos para hacer un plan estratégico de marketing

La clave para elaborar una estrategia efectiva está en tomar en cuenta las variables más importantes y cumplir de forma organizada cada una de las acciones que se hayan determinado. Por ello, es importante seguir de la forma más exacta posible los pasos que describimos a continuación:

¿De dónde venimos y dónde estamos?

Analizar la situación actual de tu marca es el primer paso para saber lo que queremos y necesitamos alcanzar. Aquí es conveniente analizar las métricas que tengas a la mano, ya que lo que no se conoce no se puede transformar. Así mismo, puedes darle una mirada profunda a las campañas de marketing digital que hayas desarrollado hasta el momento, allí vas a encontrar insumos para corregir lo que no funcionó y reforzar lo que ha dado resultados. Incluso se puede dar el caso que no necesites elaborar un plan de marketing desde cero sino realizar ajustes a la campaña actual.

¿A dónde queremos llegar?

Después de conocer la situación actual es necesario completar el panorama definiendo la meta que quieres alcanzar. Estas dependen de la naturaleza de tu web y de los objetivos de la campaña de marketing, como por ejemplo: mejorar el tráfico web, optimizar la conversión, fidelizar, etc. Otros insumos de principal orden en este punto son los objetivos de la marca, ya que en líneas generales estos serán los mismos que los de la campaña de marketing digital.

Te recomendamos poner en práctica el esquema S.M.A.R.T para definir los objetivos:

Specific: que tengan un enfoque delimitado, específico.

Measurable: que se puedan medir.

Achievable: que sean realmente alcanzables, realistas.

Relevant: que tengan importancia para tu marca.

Time-bound: que tengan definido un tiempo de actuación y desarrollo.

 

Los recursos que tienes

Un plan de marketing exitoso no se hace solo con ideas sino que estas deben convertirse en acciones concretas, y para ello, se requieren recursos tantos financieros y técnicos como humanos. Se debe definir el nivel de disponibilidad del presupuesto, el tiempo, el equipo de trabajo, las plataformas digitales y la capacidad real de generación de contenido. En el papel todo se ve perfecto pero ¿estás en capacidad de llevarlo a cabo?

Mira a la acera de enfrente: la competencia

Saber en qué trabaja tu competencia es una referencia indispensable para saber cómo orientar tu estrategia de marketing. Este es un principio de la lógica corporativa: saber lo que está haciendo el otro para hacer algo mejor que eso. Además, esto también es una oportunidad para no cometer los errores que ellos han cometido. Para saberlo, puedes darte una vuelta por su web para analizar distintos elementos, tales como: servicios que ofrece, precios, captación de clientes, calidad del contenido, review, etc. Si quieres ir más allá, te recomendamos herramientas como Google Alerts.

El elemento más importante de la estrategia: el público

La factibilidad de la estrategia va a depender del nivel de pertinencia que tenga con el público a la que va dirigida. Podemos elaborar el plan más sofisticado de todos pero si fallamos en caracterizar el target de tu proyecto, difícilmente podrás obtener resultados positivos. Saber cómo segmentar la audiencia es un factor clave para definir aspectos de la estrategia como el plan de contenidos, los canales de comunicación y las necesidades que quieras satisfacer con la marca.

Un error que se comete a menudo es enfocar la estrategia en la marca y no en el buyer persona. ¡Esto es un error garrafal!

Plataformas de difusión

Al crear el buyer persona podemos conocer también cuáles son las herramientas digitales a través de las cuales interactúa con mayor regularidad. Con esto queremos decir que no basta con el sitio web, sino que se debe aplicar estrategias de social media para marketing para aprovechar así el apogeo de las redes sociales y todas sus funcionalidades a nuestro favor. Usar múltiples herramientas es una alternativa válida pero no abuses de ellas, utiliza solo aquellas que realmente se adecúen al plan.

El plan de contenido

El contenido es una de las estrategias de marketing digital más económicas y efectivas para atraer tráfico a tu página web. Es el motivo por el que tus potenciales clientes o usuarios van a visitar tu web. Ofrecer contenido de valor, tener un calendario editorial, crear un blog y optimizar todas las publicaciones, son elementos centrales de la estrategia.

El SEO

Sin estrategias SEO no hay posicionamiento orgánico. Así que tienes que tener en cuenta cuales son las tácticas de optimización que vas a poner en práctica. Si no estás familiarizado con ellas puedes consultar a un experto para que te proporcione asesoramiento para optimizar tanto tu plan de contenido como los otros criterios que aplican los motores de búsqueda para favorecer el posicionamiento.

 

Las métricas

Los indicadores claves de desempeño o KPI son las herramientas que vas a permitir monitorear de forma oportuna el desarrollo de toda la estrategia. Aunque esto es una acción que se implementa una vez haya arrancado la campaña, debes tener presente con antelación cuales con las métricas que se van a usar. Obviamente, los indicadores dependen de los objetivos que orienten todo el plan. Afortunadamente existen muchas herramientas de medición que se adaptan a las distintas necesidades de cada campaña.

No te descuides

El trabajo de una campaña es permanente, ya que tienes que monitorear de forma constante cada uno de los aspectos para realizar los ajustes sobre la marcha. Diseñar la estrategia es solo el comienzo del camino hacia el éxito, pero en ese tránsito tienes que trabajar.

Después de leer todos los pasos a seguir, puedes pensar que se trata de un trabajo que se escapa de tus capacidades, pero en realidad todo es cuestión de dar el primer paso y verás que es perfectamente posible hacer una campaña de marketing digital efectiva.

Si quieres llevar tu negocio web a un nivel superior y posicionar tu marca, ya sabes lo que debes hacer: ¡Sigue nuestros consejos!

 

 

Equipo Redacción Alcalink
Web | + entradas

Deja un comentario