Qué es una URL, para qué Sirve y Cómo Optimizarla para SEO

Saber qué significa URL, como funciona y cómo favorece el SEO es una cuestión determinante a la hora de garantizar la vitalidad de los sitios web, ya que lo que todos conocemos simplemente como la dirección de una determinada página posee características que bien podemos aprovechar. 

En el campo del marketing y desarrollo web a menudo se usan términos que no siempre se saben bien como es el caso de que significa URL u otros términos, son esas palabras que usamos de forma genérica pero que cuando nos piden una definición precisa, respondemos con un largo: ¡ehhh…!

¿Qué es una URL?

Tratándose de unas siglas derivadas del inglés (como casi todo en la web) nada mejor ir directo a su traducción. Las siglas responden a Uniform Resource Locator que se traduce como Localizador Uniforme de Recursos, ¿no queda muy claro, verdad?, en términos sencillos: es una herramienta que permite encontrar (localizar) de manera estándar (uniforme) las páginas, imágenes, audio o cualquier archivo (recursos) que estén en internet.  

¿Para qué sirve la URL

En vista de que cada uno de los recursos que están en el amplio universo digital está alojado en un lugar que es único, la URL es la dirección a la que debemos acudir cuando queremos encontrar determinado contenido. Es el equivalente a nuestra dirección de domicilio, solo que en el caso de los sitios web esta dirección sirve para que los buscadores de Google lo ubiquen y los muestran en los resultados de búsqueda.

Y aquí ya podemos percibir que esta dirección está relacionada con el posicionamiento web. Por tanto, seguramente querrás saber cómo optimizar la URL, ¿verdad? 

Arquitectura de una URL

Antes de entrar en los consejos para la optimización es conveniente completar la definición que hemos desarrollado hasta el momento. Para ello es indispensable conocer las partes de una URL, estructura de una URL y lo haremos a partir de la siguiente dirección https://www.alcalink.com/marketplace-que-sabemos-sobre-ellos/, la cual la vamos a dividir  en 5 partes para mostrar detalladamente los elementos que la componen: 

  1. https: es lo que conoce como Protocolo de Seguridad. El protocolo es el que determina la secuencia de la URL, actualmente existe varios (como mailto o ftp) pero el más usado es el HyperText Transport Protocol Secure (https). Este elemento es el medio que permite la conexión a los servidores de forma segura, protegiendo los datos personales de los usuarios (contraseñas, datos de tarjetas de crédito), ya que estos son encriptados para mantenerlos bajo resguardo.
  2. www: las famosas “3 w” representan el Subdominio, es un dominio secundario que hace referencia al servidor con el que se hace la conexión. Actualmente muchas páginas web prescinde de él en la URL, ya que su uso no tiene peso en el posicionamiento. 
  3. fao: esta parte es el corazón de la URL, ya que es la señala con precisión, la dirección precisa, exclusiva e irrepetible del sitio. Se conoce como Dominio, la selección de palabras o las palabras que forman el dominio, seleccionados por los propietarios de los sitios web (previa disponibilidad), generalmente es el nombre del sitio. Es como la dirección de la casa propiamente dicha.  
  4. .org: conocido como extensión o tipo de dominio. En la actualidad existe una amplia variedad que puede ir desde los más genéricos como .net o .org; territoriales (hacen referencia a los países) como .es .ar. 
  5. marketplace-que-sabemos-sobre-ellos: Se le denomina Slug y es el nombre del archivo HTML específico al que lleva la dirección. También puede hacer referencia a una carpeta que contiene varios archivos. Si hemos dicho que el dominio es como la dirección específica de una casa, el slug es la de un objeto que se encuentra dentro de ella. 

En resumen, en líneas generales la URL de un sitio web está compuesta así: protocolo de seguridad-subdominio-dominio-extensión-slug. 

dominio

No obstante, desde el punto de vista de las prácticas SEO, no todas las partes tienen el mismo peso en el posicionamiento. Para los expertos la más importante es el DOMINIO, seguido por el Slug, pues son los elementos claves en el rastreo de los buscadores. Tener en cuenta esta categorización es clave para aplicar correctamente las estrategias que siguen a continuación. 

Claves para optimizar una dirección web 

Si quieres que alguien vaya a tu casa tienes que facilitarle las cosas para que llegue sin ningún problema. Darle la dirección de forma clara y concisa es el primer paso, pero también debes decirle con claridad lo que va a conseguir cuando llegue. Si aplicamos esta metáfora para los sitios web donde la clave para conseguir visitas es el posicionamiento, entonces te diremos lo que debes hacer para optimizar URL para SEO. 

Hoy en día, algunas personas dudan de las ventajas de la URL en el posicionamiento, dejando de aprovechar así una herramienta sumamente efectiva. Basta con seguir una serie de pasos.

  • Selecciona inteligentemente tu dominio

La parte más importante de la estructura de la dirección web es el Dominio, ya que es el elemento que le dirá a los usuarios y a Google lo que hay en nuestro sitio. Lo ideal es que el dominio sea el mismo nombre del sitio pero lamentablemente la selección de este depende de su disponibilidad, así que ponte creativo y baraja varias opciones. 

Una de las claves es: la palabra o las palabras del dominio deben ser fáciles de leer y tener sentido. 

 

  • Una URL que todos entiendan y recuerden con facilidad

Después del dominio, es muy importante cuidar las palabras que uses para la construcción de las sub-carpetas y demás elementos. Recuerda que no estás escribiendo un código cifrado sino la información básica para que los lectores sepan que ofreces y para que el rastreo del logaritmo del Google te utilice como respuesta a las intenciones de búsqueda. 

La URL que hemos utilizado como ejemplo, podrás comprobar que es perfectamente legible: https://www.alcalink.com/marketplace-que-sabemos-sobre-ellos/, como puedes observar, reúne en sí adecuadamente todos los criterios para favorecer su posicionamiento. Nada de palabras ultra originales ni de entelequias nominales, tampoco es conveniente usar solo números o palabras acentuadas. Otras de las recomendaciones es que no se debe usar preposiciones ni artículos y que las palabras estén separadas por guiones medios (-). 

 

  • Las palabras clave 

El enfoque de las estrategias para optimizar la URL puede variar de acuerdo a las distintas corrientes dentro de la comunidad SEO, existe consenso en el papel determinante de las palabras clave. De allí que tanto en el dominio como en el slug es imprescindible incluir las palabras clave de mayor conversión y posicionamiento relacionadas con tu página 

¿Cuáles son las mejores palabras clave? Reconocer las palabras claves no es tan fácil como parece, ya que no basta con conocer la intención de búsqueda de los usuarios sino que además hay que tener en cuenta el volumen de búsquedas. Al respecto, la herramienta que da el mismo Google  https://ads.google.com/intl/es_es/home/tools/keyword-planner/ es una excelente opción para hacer el estudio de las palabras clave confiable. 

 

  • Solo una URL por cada recurso  

Uno de los errores más comunes de algunos webmaster es creer que la diversificación de la URL mejora su posicionamiento, cuando en realidad ocurre todo lo contrario. Si tienes varias URLs para un mismo recurso Google puede entender que se trata de contenidos distintos y mostrará una y otra, afectando así el posicionamiento. De esta manera estarás auto canibalizando tu sitio, creando una competencia en la que siempre vas a perder. 

Las web muy grandes, las que incluyen búsquedas internas o varios parámetros como la de e-commerce, no pueden evitar que se generen múltiples URL. En estos casos, para mantener cierta unicidad se usan etiquetas canonical mediante las cuales se consigue que todas apunten siempre a la principal. Otra alternativa es utilizar etiquetas sin indexar, es decir, para que Google no registre esas URLs. 

 

  • La extensión de la dirección 

Aunque técnicamente no existe un límite de caracteres se recomienda que la dirección sea los más corta posible, la concisión facilita su lectura por parte de los usuarios  y agiliza su detección por los motores de búsqueda. Generalmente el mayor número de palabras se concentra en el nombre del archivo (slug), con 5 a 6 palabras es suficiente para construirlo. 

Desde nuestro punto de vista, te aconsejamos: una URL no debe exceder los 65 caracteres. 

 

  • Priorizar la ubicación de las palabras  

Los buscadores le dan más importancia a lo que esté más hacia la izquierda del usuario, es decir, otorga mayor autoridad a las palabras que están más cerca del dominio. Por lo tanto, en las sub-carpetas debes colocar el contenido de mayor valor. 

url

Acortar dirección web ¿es buena idea?

Con el auge de las redes sociales como aliados de las campañas de marketing digital ha surgido la necesidad de reducir el tamaño de los links básicamente para ahorrar caracteres. No obstante, muchos se preguntan acerca de ventajas de acortar URL o si su uso puede afectar al sitio. 

Son más los pro que los contra. Por ejemplo, existen herramientas que permiten no solo recortarlas sino también editarlas, lo que abre la posibilidad de mejorar la personalización y hacer más amigables las direcciones, clicadles y generar mayor seguridad a los ojos de los usuarios. También se pueden adecuar las URL de acuerdo a la red social que estés utilizando. Otra de las cosas positivas es que algunas de las plataformas que ofrece este servicio de acortamiento, permiten hacer el seguimiento de las métricas para realizar los análisis correspondientes. 

Mejores herramientas para acortar URL online 

Hoy día existe muchos shorteners que ofrecen estos servicios. A continuación te dejamos una lista con los más destacados y que además son gratis:

Bitly

  • Bit.ly.com: la fortaleza de este shorteners son las libertades de personalización que otorga, ya que puedes editar buena parte del link de acuerdo a tus necesidades. Del mismo modo, se puede hacer analítica de distintos datos tales como el número de clic, su geolocalización y ver una estadística comparada diaria. Sin duda alguna, esta es una de las mejores. 

Adfly

  • http://Adf.ly/: este acotador de URL es uno de los más completos que existen: fácil de usar, puedes trabajar por lotes de hasta 20 direcciones web en un solo paso, es perfectamente compatible con Google Analytics e incluso puedes instalarla directamente en el panel de herramientas de tu navegador para que su uso sea más cómodo. Y por si fuera poco, es una herramienta para monetizar tu web,  ya que cuando se hace clic en el enlace creado, la navegación se redirige a una página de publicidad que dura unos segundos y con ello tú ganas dinero. 

Hootsuite

  • https//Hootsuite.com/pages/owly: es gestionado por Hootsuite, uno de los desarrolladores especializados en redes sociales, por lo que para usarlo es necesario registrarse antes en esa plataforma. Una de sus ventajas es que dispone de una analítica bastante completa.

Tinyurl

  • https://Tinyurl.com/: este es uno de los primeros shorteners que existieron y sigue ocupando un lugar privilegiado en las preferencias de los usuarios. Su funcionamiento es muy sencillo: pegas el link y en un solo paso lo puedes acortar y personalizar. 

Shorte

  • https//shorte.st/: no solo acorta sino que también monetiza cuando el enlace que genera es compartido por otros en las redes sociales. Presenta la ventaja adicional que puede funcionar como plugin compatible con WordPress.   

¡Haz que te encuentren rápido!

Como hemos visto, la URL es un elemento de suma importancia en toda campaña de posicionamiento. Si quieres atraer tráfico a tu web tienes que contar con una dirección a la que sea fácil llegar. Facilitarle las cosas a los internautas y gánate el beneplácito del todopoderoso Google.

Deja un comentario