Logo alcalink
    Kit digital

    Mi web no aparece en Google ¡Solucionado!

    Si tienes un ecommerce o página web y te has buscando pero no te encuentras seguramente te preguntes ¿Por qué mi web no aparece en Google? Y la respuesta es más sencilla de lo que piensas. Solo dime una cosa ¿qué palabra o frase utilizas para buscar tu web en google? ¿usas el nombre de tu web, servicios, productos o algún post de tu blog?

    Las 4 causas más frecuentes por las que no aparece tu web en google sean porque:

    • Tu web todavía no se ha indexado en google (eso se puede solucionar con Google Search Console)
    • La página web no dispone de un sitemap XML
    • Tu web tiene la etiqueta noindex o está bloqueada por robots.txt
    • El contenido de tu web no contiene las palabras clave adecuadas y de forma óptima

    Estas podrían ser alguna de las razonas que más nos hemos encontrado en nuestros propios clientes. Y no te preocupes si quieres saber “cómo hacer que mi web aparezca en google” y no comprendes algunas de ellas aquí te explicaremos cómo solucionar cada una de estas razones de forma rápida y fácil.

    7 Motivos por los que tu web no aparece en Google

    mi web no aparece en google min

    Sí lo sé, antes te dije solo 4 motivos de los motivos más frecuentes por los que una persona no consigue ver su web en google. Sin embargo, he agregado 3 situaciones más, que aunque parecen muy obvias aveces se pasan por alto, especialmente cuando ya tienes una web en marcha con un negocio robusto pero sigues sin ver tu web.

    Necesitas un keyword research optimizado

    Imagina que estás organizando una fiesta y necesitas enviar la ubicación a los invitados que quieres que vengan. No invitarías a tus amigos a una dirección equivocada, ¿verdad? Bueno, pues el keyword research es como darle a Google las direcciones correctas a tu fiesta virtual, ¡y todos queremos que Google venga a nuestra fiesta!

    ¿Qué es un keyword research?

    El keyword research, o investigación de palabras clave, es como jugar a ser detective en el mundo del SEO. Es el arte (¡y ciencia!) de descubrir qué palabras o frases están usando las personas cuando buscan en Google. Es como descifrar el código secreto que tus clientes potenciales teclean en ese misterioso cuadro de búsqueda.

    Necesitas un keyword research optimizado

    ¿Por qué te ayuda a encontrar tu web en Google?

    Volvamos al símil de la fiesta. Si le dices a Google que tu fiesta es sobre “gatos bailarines en patines”, pero en realidad es sobre “perros cantantes en bicicleta”, hay un desajuste. Si las personas buscan “perros cantantes”, ¡querrán encontrar tu fiesta! Pero si no has hecho un buen keyword research, Google podría pensar que tu fiesta es más adecuada para los amantes de los gatos que para los de perros. ¡Qué lío!

    Haciendo un keyword research optimizado, te aseguras de que Google sepa exactamente de qué trata cada URL de tu web y se muestre a las personas adecuadas.

    ¿Por qué es recomendable encontrar a un experto en SEO para que lo haga?

    Hacer un keyword research puede parecer fácil, pero es un poco más complicado que simplemente adivinar palabras al azar. Es como intentar hornear un pastel sin receta. ¡Puede que termines con un desastre pegajoso en lugar de un delicioso postre!

    Un experto en SEO tiene las herramientas, la experiencia y, lo más importante, ese sexto sentido mágico para descubrir esas palabras clave doradas que harán que tu sitio brille en Google. Además, ¿realmente quieres pasar horas y horas sumergido en hojas de cálculo cuando podrías estar centrando tu energía en seguir supervisando tu negocio.

    Tu web no se indexa ¿Cómo solucionarlo?

    Que tengas una página web no significa que google te la publique de forma inmediata. Para que aparezca tu web en google deben ocurrir los siguientes pasos:

    Paso 1: Google debe rastrear tu web

    El bot de google (los llamamos crawlers) rastrean e inspeccionan tu web. Sin embargo, no lo hacen todos los días, tienen una larga lista de webs a inspeccionar. Si tu web es muy grande, publica con frecuencia y google ya la conoce, es muy probable que haga inspecciones diarias. Por el contrario, cuando una web es nueva o sube poco contenido es muy común que tarde más en inspeccionarla.

    Paso 2: Google rankea tu web

    No te desesperes, si está todo bien y ya tienes vinculado Google Search Console a tu web y ves que aún no encuentras tu web en Google. Si ya está indexada la URL que quieres posicionar gracias a Google Search console verás esto. Se trata de la gráfica de posicionamiento de una URL que queremos posicionar.

    En este caso estás viendo que empezamos a subir en impresiones ¿que quiere decir? que Google ya está identificando por qué palabras clave queremos posicionarnos, ahora bien, nos ha metido en un ranking y dependiendo de nuestro contenido nos va a meter en una mejor o peor posición. Sin embargo, irá testando si nuestra web es realmente lo que quiere ver el usuario, por ese motivo nos subirá y bajara en el ranking para saber si nuestra URL merece la pena mostrarla en los primeros resultados o no.

    De media nos encontramos en la 50, sin embargo acabamos de lanzar la web, es muy probable que tarde en posicionar (pueden ser semanas o meses). Sin embargo, es verdad que si tu contenido está muy bien y el sector no es muy competido, sí podrías posicionarte en días. Pero para eso necesitas hacer cambios en tu web hasta que des con un contenido que consiga los primeros resultados de google.

    Paso 3: Consigues aparecer en los primeros resultados de Google

    Una vez que des con los cambios SEO adecuados que debes hacer a tu web para escalarla a primera página de Google, ya empezarás a encontrar tu web cuando la busques por una determinada palabra clave.

    Por tanto, solucionar el tema de la indexación es muy sencillo. Vincula tu web con Google Search Console y asurate de tener tu web como index. Si te interesa el punto de index no index, te lo explico acontinuación.

    Cambia la etiqueta no index de tu web

    La etiqueta “no index” es una directiva que se coloca en el código HTML de una página web para indicar a los motores de búsqueda que no deben indexar esa página en particular. En otras palabras, le estás diciendo a Google y otros motores de búsqueda que no muestren esa página en los resultados de búsqueda.

    Esta etiqueta puede ser útil en ciertas circunstancias, como cuando tienes páginas en construcción o contenido que no quieres que sea público. Sin embargo, si se utiliza incorrectamente, puede impedir que páginas importantes de tu sitio aparezcan en los resultados de búsqueda.

    ¿Cómo se modifica la etiqueta “no index”?

    A través del código HTML: La etiqueta “no index” se coloca en la sección <head> de tu página.

    Se vería así: <meta name="robots" content="noindex"> Para permitir nuevamente la indexación, simplemente cambia “noindex” por “index”.

    Usando plugins o herramientas CMS: Si estás utilizando un sistema de gestión de contenidos (CMS) como WordPress, hay plugins disponibles, como “Yoast SEO”, que te permiten establecer fácilmente la opción “no index” para páginas individuales sin tener que modificar el código directamente.

    Google Search Console: También puedes utilizar Google Search Console para eliminar URLs temporalmente de los resultados de búsqueda. Sin embargo, esta es una solución temporal y es mejor abordar el problema directamente en el código o a través de tu CMS.

    ¿Necesitas un técnico web para modificar la etiqueta “no index”?

    Si tienes conocimientos básicos de HTML y acceso al código fuente de tu sitio, puedes modificar la etiqueta “no index” tú mismo. Sin embargo, si no te sientes cómodo haciendo cambios en el código o si tu sitio es complejo, es recomendable contar con un técnico web o desarrollador para asegurarte de que los cambios se realicen correctamente y no afecten otras partes de tu sitio.

    Además, si estás utilizando un CMS, la tarea puede ser aún más sencilla gracias a las herramientas y plugins disponibles. En este caso, incluso alguien sin conocimientos técnicos avanzados podría gestionar la etiqueta “no index” sin problemas.

    Necesitas un sitemap XML

    Un sitemap XML es esencialmente un mapa del sitio en formato XML que enumera todas las URLs de tu sitio web. Actúa como una guía para los motores de búsqueda, permitiéndoles entender la estructura de tu sitio y rastrearlo de manera más eficiente. Es especialmente útil para sitios web grandes o aquellos con contenido que cambia frecuentemente.

    ¿Por qué el sitemap XML ayuda a la indexación?

    1. Mejora la visibilidad: Al enviar tu sitemap XML a herramientas como Google Search Console o Bing Webmaster Tools, estás informando a los motores de búsqueda sobre todas las páginas de tu sitio, incluidas aquellas que podrían no haber sido descubiertas de otra manera.
    2. Priorización de contenido: Un sitemap permite indicar a los motores de búsqueda qué páginas son más importantes y con qué frecuencia se actualizan. Esto puede influir en la frecuencia con la que los bots rastrean y indexan esas páginas.
    3. Navegación eficiente: Para sitios web grandes o con estructuras complejas, un sitemap garantiza que los motores de búsqueda puedan navegar y rastrear el sitio de manera eficiente.

    ¿Cómo crear un sitemap XML?

    1. Herramientas en línea: Existen herramientas gratuitas en línea, como XML-sitemaps.com, que generan automáticamente un sitemap para tu sitio web. Solo tienes que ingresar la URL de tu sitio y la herramienta hará el resto.
    2. Plugins o extensiones de CMS: Si utilizas un sistema de gestión de contenidos (CMS) como WordPress, Joomla o Drupal, hay plugins o extensiones disponibles que pueden generar automáticamente un sitemap XML para tu sitio. Por ejemplo, el plugin “Yoast SEO” o ” Rankmath” para WordPress tiene esta funcionalidad.
    3. Manualmente: Si tienes conocimientos técnicos y prefieres hacerlo tú mismo, puedes crear un archivo XML siguiendo las especificaciones de sitemap de Google. Aunque es el método más laborioso, te da un control total sobre el contenido de tu sitemap.

    Te falta autoridad web

    La autoridad web, a menudo denominada “autoridad de dominio” o “autoridad de página”, es una métrica que refleja la relevancia y confiabilidad de un sitio web en relación con un tema o industria específica. Cuanto mayor sea la autoridad de tu sitio, más confiable será considerado por los motores de búsqueda, lo que puede resultar en un mejor posicionamiento en los resultados de búsqueda.

    ¿Cómo saber la autoridad web de tu sitio?

    Existen varias herramientas en línea que te permiten verificar la autoridad de tu sitio web. Algunas de las más populares incluyen:

    • Moz’s Domain Authority Checker: Esta herramienta proporciona una puntuación de 0 a 100, siendo 100 la autoridad máxima.
    • Ahrefs’ Domain Rating: Similar a Moz, Ahrefs también ofrece una puntuación de 0 a 100 basada en la calidad y cantidad de backlinks.
    • SEMrush: Aparte de verificar la autoridad, SEMrush ofrece una amplia gama de herramientas para análisis SEO.

    ¿Cómo mejorar la autoridad web?

    1. Construcción de enlaces de calidad: Obtener backlinks de sitios web confiables y relevantes es esencial. Esto se puede lograr mediante técnicas como el guest blogging, colaboraciones o menciones en medios de comunicación.
    2. Contenido de calidad: Publicar contenido relevante, actualizado y de alta calidad atraerá enlaces naturales de otros sitios.
    3. Optimización técnica: Asegurarte de que tu sitio sea rápido, seguro (con HTTPS) y fácil de navegar.
    4. Eliminar enlaces tóxicos: Utiliza herramientas como Google Search Console para identificar y rechazar enlaces de baja calidad que apunten a tu sitio.

    Importancia de contar con un experto en SEO para mejorar la autoridad web

    Mientras que algunos aspectos de la construcción de autoridad pueden ser manejados por individuos con un conocimiento básico de SEO, la mayoría de las estrategias requieren un enfoque más técnico y estratégico. Un experto en SEO:

    • Identificará oportunidades: Un SEO puede identificar sitios y oportunidades para obtener backlinks de calidad.
    • Optimizará el contenido: Asegurarse de que el contenido esté optimizado para palabras clave relevantes y que cumpla con las directrices de calidad.
    • Monitoreará y ajustará: La construcción de autoridad es un proceso continuo. Un experto en SEO monitoreará regularmente la autoridad y hará ajustes según sea necesario.

    Han penalizado tu web

    Google tiene estrictas directrices de calidad que todos los sitios web deben seguir para asegurar una experiencia de usuario óptima. Si un sitio no cumple con estas directrices, puede ser penalizado, lo que resulta en una disminución o eliminación completa de su ranking en los resultados de búsqueda.

    Aquí te explicamos algunos motivos comunes de penalización y cómo identificar si tu sitio ha sido afectado:

    1. Contenido duplicado: Si tu sitio tiene contenido copiado de otros sitios o páginas internas con contenido muy similar, Google puede considerarlo como contenido duplicado y penalizarlo.
    2. Enlaces de baja calidad: La construcción de enlaces es una parte esencial del SEO, pero si obtienes enlaces de sitios spam o de baja calidad, Google puede penalizarte.
    3. Uso excesivo de palabras clave: Conocido como “keyword stuffing”, es cuando se rellena una página con palabras clave de manera forzada y sin sentido, afectando la experiencia del usuario.
    4. Contenido de baja calidad: Si tu sitio tiene contenido que no aporta valor al usuario o está mal escrito, puede ser penalizado.
    5. Uso de técnicas Black Hat SEO: Estas son tácticas no éticas que buscan engañar a los motores de búsqueda para obtener un mejor ranking. Algunos ejemplos incluyen el cloaking, el uso de texto oculto y los enlaces ocultos.

    ¿Cómo saber si tu web ha sido penalizada?

    1. Notificaciones en Google Search Console: La forma más directa de saber si has sido penalizado es a través de una notificación en Google Search Console. Si Google detecta que tu sitio ha violado sus directrices, te enviará un mensaje con detalles sobre la infracción y cómo solucionarla.
    2. Caída drástica en el tráfico: Si observas una disminución repentina y significativa en el tráfico de tu sitio sin una razón aparente, podría ser una señal de que has sido penalizado.
    3. Desaparición de tu sitio en los resultados de búsqueda: Si al buscar el nombre de tu sitio o palabras clave relacionadas, tu sitio ya no aparece en los resultados, es probable que haya sido penalizado.
    4. Verificar manualmente tu ranking: Puedes usar herramientas de SEO para verificar el ranking de tu sitio para palabras clave específicas. Si notas que tu sitio ha caído drásticamente en los rankings o ha desaparecido por completo, es una señal de penalización.

    No tienes una web optimizada

    Puede que veas una web aparente mente bonita, sin embargo, una web es puramente código. Y si ese código está poco optimizado para SEO y no está limpio, es muy probable que a pesar de que tu web se vea priciosa, no sirva para competir contra otros negocios que cuentan con un nivel de SEO (optimización web) y WPO (velocidad de carga) muy trabajada y profesional.

    Un diseño web pobre, tiempos de carga lentos o una estructura complicada pueden afectar tu posicionamiento web. Asegúrate de que tu sitio sea rápido, responsive y fácil de navegar para los usuarios y para Google.

    Si necesitas ayuda para analizar si alguno de estos puntos te afecta y quieres solucionarlos, lo mejor que consigas una consultoría con profesionales que te guíen. En nuestro caso te podemos ofrecer nuestra ayuda. Te dejamos un botón para que puedas reservar una consultoría con nuestros profesionales.

    También te recomendamos que busques en linkedIn agencias que puedan ayudarte y les hagas tus consultas, ya que sí o sí, contar con el asesoramiento de un profesional te ahorrará mucho tiempo y dinero